viernes, 8 de marzo de 2013

Extinción o mutación

Maldita sea. El twitter se está cargando este blog. Cada vez que se me pasa una idea, la resumo en 140 caracteres y la suelto en la red del pajarito. ¿Dónde han quedado esas incisiones en mis pensamientos? Comprimidos, eso está claro. Hacía tiempo que no entraba en este cuadernito virtual. No ha cambiado mucho. Es normal, porque somos pocos los que pululamos por aquí. Aparte de mi padre, no sé quién tiene ganas, valor o voluntad de echar una ojeada a las cuatro letras que junta, de higos a brevas, un servidor. Veo que mi última entrada fue en diciembre, coincidiendo con las Navidades. Ha llovido desde entonces, aunque tampoco puedo aportar muchas novedades. La espada de Damocles sigue pendiendo sobre nuestras cabezas. Después del salvar el pescuezo en el reciente ERE, pensaba que estaba curado de espanto, que los rumores no me afectarían. Pero siguen haciéndolo. Eso sí, su efecto perverso dura menos. Apenas lo que tardo en hablar del tema con mi Grace y venirme arriba. Quién sabe dónde o cómo estaremos en un futuro. Lo que está claro es que la época en la que vivimos nos empuja a un carpe diem obligatorio. Más aún en nuestra profesión, que si no está en proceso de extinción, si está seguro en proceso de mutación. Hasta yo estoy mutando: mi tesis ya está inscrito. En nada, me tenéis con el birrete puesto.

Vale.

sábado, 22 de diciembre de 2012

Soniquete navideño

Mañana me levantaré con la música que, de verdad, inaugura la Navidad. Ha perdido gracia desde que no es pesetas, pero el sorteo de lotería del día 22 se mantiene inalterable como arranque de estas fechas. Tomaré así conciencia de que la Navidad ha llegado porque reconozco que últimamente tardo mucho en darme cuenta de ello. Cosas de la edad y de las circunstancias. Mas seguiré sonriendo cuando escuche el soniquete. Por el pasado, el presente y sobre todo, el futuro.

Vale.

P. D. No creo que me toque. Es cuestión de probabilidad, pero ¿y si? Buena suerte a todos.

martes, 18 de diciembre de 2012

Un aguinaldo para Nadia

Porque merece la pena, por la historia y por cómo está contada:

http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/asimplevista/2012/12/18/mi-bella-princesa.html

Y el aguinaldo musical:




Vale.

jueves, 13 de diciembre de 2012

El uso del tiempo

Llevo bastante tiempo queriendo actualizar este cuaderno de anillas virtuales. Pero choco con la realidad. La mayoría de las veces, no tengo tiempo. Y tampoco lo busco, la verdad. Hay cosas muuucho más importantes y otras de igual o menos valor, pero que se hacen por cierta obligación o porque aportan una satisfacción más valorada. En otras ocasiones, los temas brotan en mi cabeza, pero desembocan en twitter, siempre tan a mano y siempre tan sencillote. Y otras veces, descarto el tema porque me parece que, al final, siempre hablo de lo mismo. La puta crisis o algo que se le parece mucho. ¿Así que de qué escribo? Sé que tengo mil temas pendientes (lo juro, ¡si hasta me hice una nota en el teléfono para guardar historias que se me ocurren!), pero estoy sin ganas de darle a la tecla. Por lo menos, los motivos son positivos. La semana pasada, sin ir más lejos, estuve disfrutando de la visita de mis padres. Para muchos de los que perdéis el tiempo leyendo esto, quizá os suene tonto, raro o ñoño. Pero aquéllos que estéis lejos de vuestros padres (y digo lejos, no en una ciudad a 50 o 100 kilómetros), entenderéis perfectamente lo que se siente. ¿Quién en su sano juicio se va a poner a actualizar el blog cuando puede estar tomándose un vino con Vicente o comprando adornos de Navidad con Rosi? Nadie. Yo, por lo menos, no.

Vale.

jueves, 25 de octubre de 2012

Una pequeña semilla

Es difícil y complejo. Cuadrar el círculo es utópico. Pero algo habrá que hacer. Hablo de la Educación. Éste es el gran problema de base que sufre España. Lo digo muy en serio. Sin una buena Educación, de verdad, no hay nada que hacer. Y aquí vamos de mal en peor, dando tumbos y sin rumbo. Nos perdemos en muchos debates estériles o, al menos, de una relevancia menor. Sirva el ejemplo de Baleares, donde el debate se centra a menudo en el uso del castellano o del catalán, o en la situación de los profesores o los interinos. Y sí, son problemas importantes, pero nada que ver con esa gran cuestión de la que nadie habla: la Calidad. La educación es España tiene un nivel bajísimo (no lo digo yo, lo dicen todos los estudios al respecto, Informe Pisa incluido) y en Baleares, es particularmente mala (sirva el paréntesis anterior). Y eso a pocos parece importarles.
El nivel es bajo y la tendencia es a bajarlo cada día más. El listón de la exigencia cae y así no se puede ir a ningún sitio. Todo el mundo tiene derecho a estudiar pero, lo siento, no todo el mundo vale para estudiar. Y ahí radica el problema. Hace años, cuando se implantó la LOGSE, no se pensaba en la Educación. Se pensaba en atrasar dos años la salida de gente al mercado laboral. Y gracias a ese pensamiento cazurro y simplista, se llenaron las aulas de zoquetes que no tenían ni capacidad ni sobre todo ganas de estudiar. ¿Qué pasó? Que estropearon al resto porque los profesores, obligados por ley, tenían que hacer de tripas corazón, aguantarse y bajar el nivel para mantener la coexión del grupo. No es cuestión de clases de refuerzo ni segregaciones. Es cuestión de mantener una edad más lógica para la Educación obligatoria. ¿Por qué no intentar volver a los 14 años? Demostrado está que ese periodo era suficiente para adquirir los conocimientos básicos. Y salíamos más verdes que ahora, cuando un mozo de 12 o 13 años está más espabilado que uno de su edad hace 20 años.
Cuando se acabe ese plazo obligatorio, el que quiera seguir, que siga. Y el que no, que no moleste. Que estudie un oficio, que no es ninguna deshonra pese a lo que han pensando (y piensan) muchos padres (otra cosa es que haga más ilusión un hijo arquitecto que uno fontanero); o que busque trabajo. Claro, esto es impensable ahora tal y como está el patio (incluso impopular), pero podría ser la semilla que solucione a medio plazo no sólo la Educación, sino también muchas más cosas en este país.
Vale.

lunes, 24 de septiembre de 2012

Título de juntaletras

Pasa un día,pasa otro y sigue sin llover en Palma. Tampoco llega ninguna actualización a este cuaderno de anillas virtuales, que últimamente sucumbe al impulso inmediato de twitter. Los 140 caracteres dilapidan la explicación en beneficio de la inmediatez.No hay riesgo de que se me olvide ese tema, esa opinión o ese chascarrillo. Y encima, tiene la salsa del debate, el retuiteo y la respuesta inmediata. Pero prometo que sigo teniendo ideas y cosas que decir, aunque no las plasme a menudo por aquí y prefiera vomitarlas en twitter.
Para muestra, un botón y vinculado también a twitter. Recientemente un comunicado de UGT (por cierto, fatalmente escrito imagino que por licenciados en periodismo) ha despertado el eterno debate sobre si es necesario licenciarse en periodismo para ejercer de periodista o no. Como digo, esta discusión no tiene fin porque hay muchos matices, muchas particularidades, muchos intereses y una difícil solución. En un mundo ideal, sólo los licenciados en periodismo deberían ejercer este oficio. En un mundo ideal donde la carrera de periodismo (bueno, y el resto de carreras) fuera algo serio y en que los periodistas defendiesen su profesión de verdad y como una piña. Pero como éste no es un mundo ideal, lo mejor sería que, dadas las circunstancias, eliminasen como tal la carrera de periodismo. Estudien ustedes otra cosa y después, como mucho, haga una especie de curso. O nada de eso. Directamente láncese a trabajar en un medio. Allí habrá alguien que le enseñe trucos del oficio... O no, claro, porque a lo mejor el que podía enseñarle algo se ha marchado a una mejor vida, ha sido despedido en un ERE o está tan de vuelta que no va a perder un minuto con un recién llegado. Y es que, como he dicho, éste no es un mundo ideal. Seguiremos el debate otro día.

Vale.

P. D. Si hay alguna errata o ausencia injustificada de espacio, lo achacaré no a la incompetencia del que teclea, sino a que es la primera entrada al blog escrita desde mi iPad. Cosas de la tecnología mezclada con un tipo como yo.

lunes, 27 de agosto de 2012

It's a bad time for newspapers

Real como la vida misma



Vale.